Vicente del Bosque. Qué nos ha enseñado


En el momento en que estoy escribiendo este post, son las 3h de la tarde del domingo 1 de julio de 2012. Esta noche la Selección española de futbol jugará contra Italia la final de la Eurocopa 2012. Por tanto, todavía no conozco si la vamos a ganar o no. Quiero que ganemos pero el resultado no cambiará la opinión que tengo sobre el magnífico trabajo de equipo que ha realizado Vicente del Bosque. Ese hombre castellano, sobrio y pleno de valores.  A veces imagino cómo cambiaría España si nuestros políticos aplicaran la manera de trabajar de Vicente del Bosque. Vicente ha sabido unir a un grupo heterogéneo en lo humano y en lo divino. Con ideas políticas diferentes y a momentos enfrentados por la propia rivalidad del fútbol.  Su receta es simple: una línea tranquila pero constante. Humildad pero grandeza. Realismo a la hora de valor las situaciones y su confianza en el trabajo de cada uno. Vicente ha convertido a un grupo de estrellas en un grupo unido, cabal y humilde. Vicente ha conseguido unirnos a todos y nos ha hecho creer sinceramente que podíamos conseguir todos los retos confiando en nosotros mismos y en nuestro trabajo.

Y ahora me vienen a la mente esos versos de Calderón de la Barca que tantos recuerdos me traen  de épocas donde se fraguaban hombres y leyendas.

“Este ejército que ves
bajo el hielo y el calor,
la república mejor
y más política es
del mundo, en que nadie espere
que ser preferido pueda
por la nobleza que hereda,
sino por la que él adquiere;
porque aquí a la sangre excede
el lugar que uno se hace,
y sin mirar cómo nace
se mira como procede.

Aquí la necesidad
no es infamia; y si es honrado,
pobre y desnudo un soldado
tiene mejor cualidad
que el más galán y lucido;
porque aquí a lo que sospecho
no adorna el vestido el pecho,
que el pecho adorna al vestido.

Y así, de modestia llenos,
a los más viejos verás
tratando de ser lo más
y de aparentar lo menos.

Aquí la más principal
hazaña es obedecer,
y el modo cómo ha de ser
es ni pedir ni rehusar.

Aquí, en fin, la cortesía,
el buen trato, la verdad,
la firmeza, la lealtad,
el honor, la bizarría,
el crédito, la opinión,
la constancia, la paciencia,
la humildad y la obediencia,
fama, honor y vida son
caudal de pobres soldados;
que en buena o mala fortuna
la milicia no es más que una
religión de hombres honrados.”

Bien podría haberlos escrito Calderón pensando en la Selección española. Ojala se cultivaran estos valores en el deporte, en la vida y en la Política. Ojala los políticos leyeran más, hablaran menos y pensaran un poco.

Suerte Vicente esta noche ! Gracias por tus enseñanzas.

Copyright © José María Murciano Bronchal

Socio – Director

Blue Ocean Value Consulting

Sigueme en Twitter: josemmurciano

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s