Maratón Valencia 2015

El pasado domingo 15 de Noviembre corrí mi décima Maratón en Valencia. No podía ser en otro lugar que donde finalicé mi primera Maratón en 2012. Esta Maratón será recordada porque se ha batido el record sobre la distancia en territorio nacional. John Mwangangi ha conseguido la victoria masculina con un tiempo de 2:06:13

Meta ganador.png

No en vano el circuito es totalmente favorable para los corredores de élite. Para los que corren por debajo de 4 min el km el circuito es ideal porque es plano o con leves pendientes, con final con pendiente favorable, un público totalmente entregado y una temperatura a primera hora de la mañana muy agradable para la práctica del atletismo de fondo. En cuanto a la organización de la prueba creo que hay felicitarla porque han asimilado muy bien el crecimiento en el número de corredores yen general todo funcionó razonablemente bien. Mención muy especial se merecen los voluntarios a quienes quiero agradecer el esfuerzo en los avituallamientos, siempre con una sonrisa en la boca, muy pendientes de cubrir nuestros requerimientos y también a los equipos de la zona de llegada y guardarropa. Los voluntarios en Valencia son un auténtico ejemplo para otras ciudades. Como crítica a la organización me gustaría comentar que a lo largo del circuito durante muchísimos kilómetros, la línea azul oficial que marca el circuito estaba totalmente invadida o por vallas de separación o por el propio público. Estos detalles hay que cuidarlos si realmente se pretende seguir siendo la mejor Maratón en territorio nacional.

Por el lado que me toca como participante, os confirmo que inexplicablemente esta Maratón se me atraganta, y ya son 4 años seguidos. En esta ocasión aguanté el ritmo debido ( 5.40 ) muy bien hasta el 27k y yo diría que hasta el 30k A partir de ahí volvió el problema de ampollas en la planta del pie – solo me pasa en Valencia – y mis habituales problemas musculares en el gemelo derecho. Gracias a Dios la tendinitis en el Aquiles que me venía fustigando desde París me ha respetado y me desapareció casi por completo durante el tapering. Solo un leve principio de resfriado sin consecuencias respiratorias vino a ensombrecer la víspera del gran día. No puedo con el tramo desde la Avda. General Avilés hasta final de la Avda. Pío Baroja. Si analizo las razones de mis malos resultados en Valencia puedo concluir que:

  • La temperatura de 24º está muy fuera de mi umbral óptimo. Para estas temperaturas no puedo ir a 5:40. Tengo que buscar ritmos de 6 min/km
  • Debido a la temperatura del asfalto debo reforzar el uso de la vaselina en las plantas de los pies
  • Venía con pocos kilómetros como fruto de un verano muy “accidentado” en cuanto a los entrenamientos.
  • Me han faltado entrenamientos de fuerza

A pesar de todo fue una jornada muy emotiva. Correr por las calles de Valencia siempre genera emociones. El día comenzó con el madrugón habitual, desayuno en mi línea: tostadas, aceite, jamón dulce, zumo y café.  Suerte que reservamos un taxi el día anterior porque acceder a la Ciudad de las Ciencias, por lo que pude comprobar, no fue nada fácil. A las 8h llegábamos Sylvia y yo. Luego el ritual de siempre, parecemos toreros: la vaselina, chandal fuera, los geles, la gorra,la música, isotónica, gafas de sol, el sensor cardíaco,… Y todo preparado para dirigirme a la zona de salida.

2015-11-15 19.05.58

Minuto de silencio por los atentados de París y disparo de salida! Primeros kilómetros para calentar pero desde el principio casi ya a 5:40. Así manteniendo un ritmo muy constante me aproximo al km 14 donde está mi hermano con toda la familia. Este punto Km en la Avda, Alfahuir ya se está convirtiendo en un clásico. Saludo rápido y sigo sin problemas con mi ritmo camino del km 16 donde me espera Sylvia. Dejo el Jardín de Viveros y nada más entrar en la Alameda me encuentro con la sonrisa de Sylvia. Un beso fugaz y un apretón de manos para darme fuerza y energía hasta el km 27 donde me volveré a encontrar con ella. Mi paso por la media Maratón lo hago en 2h clavando al segundo el parcial esperado. A pesar de que tengo fuerza en las piernas, a partir del 24k, empiezo a notar un principio de ampollas en la planta del pie derecho pero mucho más leve que el año pasado. La pequeña subida para abordar en el 27k el puente del Real se me atraganta y casi tengo que parar. Ahí vuelvo a saludar a Javi y a Sylvia. A partir de ahí mi ritmo empieza a caer ya que se empiezan a manifestar a partir del 30k mis problemas en el gemelo. En el 30k me encuentro con mis padres y Pedro y me dan la fuerza necesaria para llegar hasta el 31 donde vuelve a estar mi hermano. Corremos juntos unos metros y después de unas risas, entro en mi calvario particular. En ese momento, mi cerebro entra en modo”acabar” y concentro toda mi energía en visualizar la meta. El muro me afectó levemente y entre unas cosas y otras, al final de la Avda. Del Cid resucito milagrosamente aunque mi gemelo ya empieza a decir basta de verdad. Sigo y sigo y sigo impulsado esta vez por el calor de un público inigualable. Voy negociando con mi gemelo como puedo. Es una negociación dura porque no pone mucho de su parte. Le doy isotópicas, acorto mi zancada, vigilo la pisada para que no sea violenta, pero el solo me regala algunos metros de Paz. Así llego hasta el último km. Ya con el olor de la meta pretendo apretar el ritmo pero el gemelo me lo impide. Justo a 300 m de la línea de meta me suelta duro latigazo que me obliga a parar durante 10 segundos para estirar el gemelo. Recupero y consigo entrar en meta!! Prueba conseguida otra vez. Gracias a toda la familia por vuestro apoyo. Gracias al público de Valencia y muchas gracias a todos los voluntarios. Ahora toca recuperarme para la próxima.

Maratón de Paris 2015. 22 días para el próximo reto.

Me restan 22 días para el próximo reto, la Maratón de París. Mi musculatura está totalmente recuperada de la Maratón de Barcelona del pasado domingo pero no tengo muy claro que mi organismo esté 100% recuperado. Este fin de semana intentaré hacer un test sobre 20k para recuperar sensaciones a ritmos de 5:30 Tengo que gestionar muy bien estas 3 semanas que me quedan ya que no da tiempo para casi nada. Esto de hacer dos maratones en un mes va a ser toda una experiencia nueva. Voy a París con mucha ilusión pero con grandes incógnitas sobre mi rendimiento ya que será la primera vez que encadeno dos pruebas tan exigentes con una diferencia de un mes. De momento os dejo este video para animar un poco el reto.

Solo quedan 6 días para la Maratón de Barcelona

Quedan solo 6 días para tomar la salida en la Maratón de Barcelona. Ya es inevitable circular por Barcelona y no cruzarse con la línea azul que nos marca el recorrido. Estos días que restan hasta el domingo son para vigilar al máximo la alimentación y la hidratación. Sin caer en una dieta disociada pura, si que me dejaré caer bastante en la ingesta de hidratos hasta el miércoles complementando muy bien con proteínas. A partir del miércoles empezaré a cargar hidratos a tope. Llego a esta maratón muy bajo de kilómetros pero con muy buenas sensaciones. Físicamente me he recuperado muy bien de la bronquitis de hace un par de semanas y voy super cargado de energía positiva. Esta también será una Maratón especial. Será especial para mi por varias razones. La primera es porque mi buen amigo Pepe Aragonés debutará en la distancia y eso me llena de ilusión pero también de una grandísima responsabilidad. La segunda, y más importante, es porque esta maratón se la voy a dedicar a Sylvia. Ella se merece todo y para mi no hay nada más bonito que ofrecerle todo mi esfuerzo del domingo. 42 kilómetros que correré por ella. En los momentos más duros del muro pensaré en Sylvia y en no defraudarla. Espero poder llegar bien a meta para celebrarlo juntos. Ni que decir tiene que después caerá una magnífica paella con un buen vino como ya viene siendo tradición! Las tradiciones son para profesarlas. “Dios aprieta pero no ahoga”. No solo vamos a alimentarnos de geles e isotónicas.
Estos días que faltan hasta el domingo son para estar muy concentrado en el reto. Ahora que todo el mundo corre maratones y se ha banalizado la distancia, es cuando menos debo bajar la guardia. El reto sigue siendo inmenso y sería una auténtica frivolidad por mi parte pensar de otra manera. La gente habla de marcas, de ritmos,… Para mi el objetivo sigue siendo disfrutar y poder terminar bien.
El domingo seremos miles de corredores que tomaremos la salida, en todo momento el público nos estará animando, los niños me chocarán sus manos, los grupos de rock tocarán durante el recorrido, veremos banderas de todos los países y TV3 lo retransmitirá en directo. Sudaremos cada metro de Barcelona y sentiremos como en la extenuación nos fundimos con la ciudad donde vivimos cada día. Cuando se acerca el día de la Maratón siempre me acuerdo de la famosa frase de Buda: “ En tiempo de dificultades toma refugio en la compasión y en la verdad”. La Maratón sobre todo es un ejercicio de honestidad con uno mismo y con los demás. Es la prueba de la verdad donde uno solo puede ser quien realmente es, por esto me gusta tanto esta prueba. Es la única competición del atletismo que no deja lugar para otra cosa que no sea la verdad. Como siempre, la correré en tres tercios: el primero con la cabeza muy fría, el segundo con la fuerza y el tercero con el alma. Y ahí, es cuando tendré que encontrar mis mejores argumentos dentro de mi. Tendré que hacer una extracción profunda de mi esencia para acometer los últimos kilómetros. En esos momentos épicos será cuando recordaré el porqué estoy corriendo esta Maratón y lo importante que Sylvia es para mi.
Nos vemos el domingo! Aunque vaya concentrado espero poder saludaros a todos.
En la Maratón de Barcelona de 2014
En la Maratón de Barcelona de 2014

Mis sentimientos a 3 semanas de la Maratón de Barcelona. Cuenta atrás.

Maraton Barcelona
Dentro de escasos 20 días me enfrentaré a mi octava Maratón. En esta ocasión será la Maratón de Barcelona. Muy largo ha sido el camino hasta llegar aquí y muchos son los que me han apoyado, inspirado y enseñado. Todos me han ayudado  a convertirme en un corredor de maratón. Algunos de los deportistas que admiro y de los cuales he aprendido muchas cosas son: Pedro Nimo, Carles Castillejo, Nacho Cáceres, Javi Guerra, Eliseo Martín, Pablo Villalobos, Chema Martínez, José Garay; y como no, los grandes Martín Fiz y Abel Antón. De cada uno he aprendido algo y a todos les debo también un poco de cada Maratón que termino. También les debo mucho a los compañeros de entrenamientos: Pepe Aragonés y Oliver Balcells. Tantos y tantos kilómetros juntos compartiendo dolores, fríos y madrugones. Y sobre todo les debo todo a mi familia: Sylvia, Pedro y Eva. Ellos si que sufren todos mis kilómetros con su innegable paciencia, amor y comprensión. Todos los que corremos maratones sabemos que la cabeza tiene que estar tranquila y el alma en paz. Es imposible terminar una maratón si tienes pensamientos negativos. Esa paz me la dan ellos al aceptar mi forma de vivir. Porque para mi, hacer una Maratón no es correr 42k en 3:50 o 4:30 sino es una forma de vivir la vida.
Antes he mencionado  a José Garay quien decía hace tan solo unos días: “ Una cosa es desear y otra necesitar, y esa es la gran diferencia de los atletas africanos”. Esta frase me ha hecho pensar mucho, y en parte por ella voy a dedicarle mi próxima Maratón de Barcelona a mi mujer Sylvia. Ahora soy como un africano, “necesito” terminar la Maratón porque se la voy a dedicar a ella. Y ella se merece todo. Llevamos muchos años “corriendo la vida” juntos y siempre estamos ahí, el uno junto al otro, apoyándonos cuando pasamos el muro. Su luz me da la vida para seguir y es la energía que necesito para afrontar los retos. Juntos hemos aprendido que los valores que sirven para terminar una maratón son igualmente necesarios en la vida: Sacrificio, constancia, pasión, admiración, fuerza, estrategia, visión de futuro,… Ella siempre está en el 30k con su infatigable sonrisa, cámara en mano, paciente para dispararme una instantánea de sufrimiento. Un beso fugaz, un te quiero y más quilómetros por delante hasta meta. Los últimos, pero los más duros. Los de las dudas, pero los mejores. No sirve de nada lo recorrido si no eres capaz de llegar hasta el final. Cruzar la meta y dejarte caer en los brazos de aquellos que te quieren. A partir del 30k, cada kilómetro se convierte en una lucha mental, un ejercicio de introspección para rascar los trocitos de valores que llevamos dentro y que nos ayudan a superar el reto. Cuando la energía ya no te queda dentro de tu organismo y debes seguir corriendo, empiezas a consumir la parte más espiritual de ti mismo. En esos momento me acuerdo de ella y de cómo me cayó del cielo. Sigo bajando por Portal del Angel, ya queda poco, el público anima con intensidad. Cuesta pensar. La cabeza procesa lentamente y solo me empuja la voluntad y la necesidad de terminar la Maratón para ofrecerle la medalla a Sylvia. Bajo por Via Layetana, me quedan menos de 5k, hago un check rápido: gemelo derecho justito, Isquio tibial izquierdo tocando las narices, Cardio ok, respiración ok, estado general el normal. Sigo corriendo, estoy llegando a Colón. Ahora si que voy justo, justo. La zancada se vuelve más corta. El pie ya no impulsa igual. Me tomo mi último gel. Mierda, que duros se me van a hacer los últimos 3k! En este punto solo pienso en cruzar la meta y colgarme la medalla. Han pasado 300 metros y vuelvo a mirar el GPS, los ritmos me están cayendo. Me quedan 2,7K para meta y me estoy metiendo en 7 min/km. Cómo pega el sol. El paralelo es interminable. El público me sigue animando. Me recuerdo a mi mismo que tengo que terminar porque le he prometido a Sylvia que le dedico esta Maratón. Es por ella que aguanto en pie. Me quedan 2 km. Los metros no pasan. Ahora me arrepiento de haber tirado la botella de agua del último aprovisionamiento. Necesito beber. Me está faltando agua. El gemelo derecho se me está viniendo abajo por momentos. El ácido láctico empieza a saturar el músculo. Vuelvo a mirar el reloj, me quedan 1,7K para meta. Qué duro se me está haciendo. Sigo, me concentro solo en visualizar la meta. El público no para de animar pero ya casi no los escucho. Ya estoy un poco alto de pulsaciones pero es normal y no me preocupa porque me queda poco. 7:15 min / Km sigo cayendo en ritmo. Menos mal que me queda poco porque estoy pinchando. ultimo kilómetro para meta. Ahora si que llego. Ya huelo la meta. Me propongo hacer el último kilómetro a un ritmo un poco más vivo. Creo que el gemelo me aguantará. Estoy llegando a Plaza España. El público anima fuerte, me quedan 300 m. Empiezo a escuchar la megafonía y casi rompo a llorar. Me acuerdo de Sylvia, de los niños,.. Pobres, toda la mañana de pie animándome por toda la ciudad. Solo 200m para la llegada, Vamos me digo en voz alta!!!, giro a la izquierda y a por el arco de llagada, choco la mano con el público. Esto si que ya está. Aprieto para terminar sprintando, busco a Sylvia con la mirada. Allí está a la derecha con su eterna sonrisa y su melena morena. Levanto los brazos y paso por meta.
Contado es bonito pero ahora hay que repetirlo el día 15 de marzo sobre el asfalto de Barcelona. Tengo la suficiente experiencia como para saber que la Maratón te puede dejar KO en cualquier momento. Sus sentencias son inapelables y sus victorias incomparables.
¡Este toro va por ti Sylvia. Porque te quiero! Por ti correré cada kilómetro de la próxima Maratón de Barcelona.

Vuelta al asfalto. Road to Maratón Barcelona 2015

Captura de pantalla 2014-11-22 a las 12.44.32

Ha pasado una semana desde la Maratón de Valencia. Una semana para recuperar la musculatura y sobre todo para analizar muy bien lo que dio de si la Maratón. Me apetece volver a ponerme las zapatillas y la sensación que tengo en mis piernas es de total normalidad. El problema en las plantas de los pies lo superé en 2 días y soy capaz de moverme con total agilidad. A pesar de ello, se que debo ser muy prudente y no debería forzar nada hasta pasadas un par de semanas. De todas formas mi cabeza ya ha cerrado el capítulo de Valencia y empieza a enchufarse con el siguiente reto: La maratón de Barcelona 2015. Quedan 3 meses y 21 días y hay que empezar a pensar ya en prepararla. Barcelona siempre se me ha dado mucho mejor que Valencia, así que mis expectativas son muy buenas. En esta ocasión, nos acompañaran – a Oliver y a mi – durante la preparación dos compañeros y amigos que quieren debutar en la distancia ( Pepe y Tonet ) así que la responsabilidad será mayor. A parte de los entrenamientos diarios, la ruta de competiciones que me he marcado hasta la Maratón es la siguiente:

31/12/14 Cursa del NassosBarcelona. 10K.

2ª semana/01/15 Media Maratón. Sitges.

01/02/15 Media Maratón Granollers

15/02/15 Media Maratón. Barcelona.

22/02/15 Maratest. 30K. Badalona.

1ª semana/03/15 Media Maratón Gavá.

La Maratón de Barcelona todavía está lejos y ahora hay que poner el foco en los entrenamientos de cada día y el primer mes en desarrollar una base de kilómetros fundamentalmente a ritmos extensivos. Creo que uno de los principales errores que he cometido durante mi preparación para la maratón de valencia fue menospreciar el primer mes de preparación de la Maratón. Este es un error típico de los corredores populares. pensamos que como faltan 4 meses todavía no es muy importante lo que hacemos o dejamos de hacer; y yo creo, sinceramente que es mas bien lo contrario.

Volvemos a la carga !!!

Mi crónica de la Maratón de Valencia 2014

Unknown

El pasado domingo me enfrenté por tercera vez a la Maratón de Valencia. 42k por un circuito plano, teóricamente rápido y con un final espectacular en la Ciudad de las Ciencias. Personalmente no me gusta mucho el último tercio de carrera, me refiero al tramo entre el km 30 y 39. En un momento tan crítico de la carrera el circuito transcurre por la parte más aburrido y carente de público. EsteRecorrido M Valencia comentario no debe desmerecer lo que es sin duda el mayor activo de esta Maratón, el público. Valencia se está convirtiendo en pocos años, en la Behobia de las maratones. Es impresionante el apoyo constante del público. Solo comparable con la Behobia o en Cataluña con la Mitja de Granollers.

En cuanto a las condiciones de carrera, el domingo amaneció un día muy seco, con viento de poniente racheado y soleado. El ambiente fue anormalmente seco para la humedad relativa habitual en Valencia. En mi caso noté una constante sequedad de garganta y en los labios a pesar de que corrí casi toda la maratón con la botella de agua en la mano. No quiero dejar de agradecer a todas las personas anónimas para mi que me apoyaron durante toda la carrera, algunos consiguieron emocionarme con sus comentarios de ánimo en los momentos más duros. Cada Maratón te transforma un poco como corredor y como persona. Después de una experiencia así, ya no vuelves a ser exactamente el mismo. Una Maratón es una enseñanza interminable que abordas de cara con lo mejor de ti mismo. La Maratón es la prueba por excelencia del atletismo, entre otras cosas porque nunca nadie puede decir que la domina. El pasado domingo, me tuve que enfrentar a nuevas dificultades y realmente puedo decir que para mi fue otra enseñanza vital que nunca olvidaré. Pude terminar la prueba y llegar a meta porque mi cerebro empezó a trabajar a tope desde el km 30. Fui gestionando todas las dificultades con tranquilidad y aplicando toda mi madurez como corredor. Llegué a pensar seriamente en abandonar porque objetivamente no estaba en condiciones de2014-11-16 18.08.18 seguir. Tuve una cadena de problemas que comenzaron demasiado pronto, en el km 22. Justo en la media maratón sufrí un muro demasiado temprano y que no termino de entender el porqué me ocurrió ya que mi ritmo hasta ese punto solo fue muy poco por encima de mi pace objetivo, iba cargado de glucógeno y me hidraté muy bien durante cada avituallamiento. El hecho es que me quedé virtualmente muy clavado en el 22k y me costó mantener el ritmo. Una vez superado este muro, que me cogió por sorpresa porque no me lo esperaba tan pronto, seguí adelante hasta el 27k donde coincidiendo con el encuentro con Sylvia, empecé a notar una generación de lactato muy exagerada. Mis piernas se empezaban a endurecer y la zancada se volvía tremendamente pesada. A esto tuve que sumar que la planta de mi pie derecho tenía principio de ampollas y cada vez que apoyaba notaba alfileres. Los gemelos empezaban a tontear y no había ni llegado al 30k. Seguí a pesar de todo solo un poco más lento hasta que en el puente me encontré con mi hermano que me recordó que iba lento. Algo que por desgracia ya tenía claro2014-11-16 18.08.27 desde el 22k. Bien, ahora solo quedaba sufrir de lo lindo porque me quedaban 15k de calvario. A la altura del ayuntamiento ( 29k ) los gemelos estaban diciendo basta de verdad. Ahora si que me debía de tomar en serio los avisos y decidí claramente bajar el ritmo y me tuve que poner a ritmos de 6:58 para salvar la musculatura. La carrera ya estaba perdida para el crono y ahora la batalla sería llegar a la meta. En esas condiciones mis posibilidades se reducían drásticamente. Seguí y pensé que en un kilómetro me encontraría con mis Padres y mis hijos. Intenté ponerles mi mejor cara a pesar de que no me encontraba nada bien. Era el km 30 y la carrera estaba cuesta arriba. Me quedaban los peores 12 km en unas condiciones muy precarias. Seguí hasta cruzar el río en busca del 31k y el 32k donde estaba mi hermano Javier. Justo 200m después de saludarlo, mi gemelo derecho dictó su sentencia y me regaló un latigazo que me obligó a pararme y estirar durante 1 minuto. Fue un milagro que no necesitara asistencia para volver a ponerlo en su sitio. En ese momento me pareció que tenía que escalar el everest. Aun me quedaban 10k y no podía casi andar. Cada apoyo que hacía era un calvario por las ampollas de la planta del pie y la zancada debía ser muy tímida para proteger el gemelo. En ese momento, decidí que iba a terminar tardara lo que tardara. Entre otras razones2014-11-16 18.08.22 porque estaba en el punto más alejado de la meta. Mis ritmos cayeron a 8 el km y así fui negociando con sufrimiento cada 1o0m. Los kilómetros se hacían eternos; mientras, mirar el reloj era desesperante. Así fui luchando hasta el km 40 donde ya visualice la meta y una sonrisa afloró en mi rostro. Ya se olía a meta y aunque mi ritmo no pudo mejorar mucho si que tuve claro que llegaba. Iba a ser capaz de vencer a todas las adversidades. Había mirado de frente a la Maratón, sin miedo y con valor la iba a vencer otra vez. Los últimos dos kilómetros fueron memorables. El público me llevó en volandas. Hasta una chica del público se puso a correr a mi lado durante 50m para “empujarme”. No viviré bastante para agradecer a todos el apoyo recibido. En la pasarela de llegada fue una fiesta. La música, el saludo a Sylvia, cruzar la meta. El domingo aprendí muchas cosas de mi mismo y de la Maratón, la principal: que no se puede vencer a aquel que nunca se rinde. También aprendí que la Maratón es una carrera de gente humilde y sacrificada y que el único reto al que podemos aspirar es llegar a la meta.

Camino de la Meta

Voy camino de Valencia con el objetivo de cruzar el domingo, por tercera vez, la meta en la Ciudad de las Ciencias. Como cada año, después de toda la larga preparación ha llegado el fin de
semana de la fiesta de la Maratón de Valencia. Ahora solo resta disfrutar de todo un fin de semana de atletismo en una de las maratones españolas que está consolidándose a nivel internacional. Este año la meteo es favorable. Humedad relativa baja, temperatura suave y algo de viento de poniente. Espero que no afecte demasiado por esas avenidas tan amplias que tiene el circuito. Esta noche llegaremos tarde a Valencia así que mañana habrá que descansar bien. Por la mañana haré la obligada visita a la Feria del corredor para recoger mi dorsal y disfrutar de todo el ambiente previo a la carrera. Mi objetivo para el domingo es claro, intentaré terminar cerca de las 4h aunque como siempre, lo principal es garantizar la meta. Mi estrategia será prudente y no voy a sostener ritmos por debajo de 5:50. Al final todo pasa factura y en Valencia del 35 al 42 se puede poner muy cuesta arriba si aprieta el sol.IMG_4421.JPG

Nos vemos el domingo en la salida 😃

IMG_4422.JPG

Intentando coger el ritmo de los entrenamientos…

Siguiendo con mi hoja de ruta para la Maratón de Valencia y después de una pequeña catarsis, ayer volví a intentar coger el ritmo adecuado de entrenos. El día me tenía preparado un 10k a ritmos extensivos pero progresando desde 5:50 para terminarlos aUnknown 5:20 más 10 rectas de 100 m al 70%. Al final me despisté con el circuito y terminé haciendo el rodaje de 12k y cancelé las rectas para no llegar demasiado tarde a casa y para no sobrecargarme mucho ya que hoy me tocan 14k de montaña a 6 min/km. Ayer pude aguantar razonablemente bien los 12k aunque un poco más lento que el ritmo debido ya que si me ponía a 5:20 al final, me pasaba de pulsaciones y me metía en zona anaeróbica. Está claro que no estoy bien así que debo tener paciencia y progresar muy lentamente. Ahora hay que tener la cabeza muy fría para evitar correr más rápido de los debido. Tengo que trabajar mucho mejor en la zona aeróbica para hacer una buena base de lo contrario durante los próximos meses estaré perdiendo el tiempo. Para empezar, hoy me estaré hidratando bien todo el día para aguantar bien el entreno de esta noche. La humedad relativa tan alta es un duro handicap para entrenar con calidad pero es lo que toca y hay que aceptarlo. Todos los veranos es lo mismo y hay que resignarse. En mi caso intento seguir un circuito con fuentes para ir bebiendo cada 4k como máximo.

Preparación para Maratón valencia 2014. No se qué me pasa.

Me quedan justo 4 meses para la Maratón de Valencia y creo que no estoy entrenando bien. Todavía la situación no es para alarmarse, porque estoy a tiempo de reaccionar , pero se me empiezan a encender ciertas alarmas de una forma clara. Debo empezar a reaccionar ya si Unknownquiero cumplir con el reto el 16 de noviembre. Vamos por partes, primero los síntomas que estoy notando:

1) Me cuesta cumplir con el objetivo de km por sesión. Mejor dicho, me cuesta muchísimo y no es normal para la carga de volumen que de momento tengo programada.

2) No estoy notando trasferencia; es decir, no veo que mi organismo esté generando ninguna mejora del entrenamiento realizado hacia las siguientes fases.

3) No estoy notando fuerza en la musculatura.

4) Principio de tendinitis, que llevo arrastrando semanas, en el Aquiles derecho.

5) Demasiado cargados los gemelos a partir de rodajes de 8k.

6) Una cierta sensación psicológica de falta de ganas o de motivación para entrenar.

En fin, mucho que analizar y muchas variables que arreglar. Como no quiero ser simplista voy a evitar achacar estos síntomas y la falta de ganas al calor estival, ya que si reduzco el análisis a ello intuyo que no podré arreglar nada. Así que vamos al lío!

Qué cosas he identificado que estoy haciendo mal:

1) No me estoy hidratando suficientemente bien. Esto me puede estar provocando una cierta sensación de sobre-entrenamiento, sensación de fatiga y falta de ganas. Plan corrector >> A beber a tope todos los días

2) No estoy estirando bien después de los entrenamientos. Puede ser la causa de mi tendinitis en el aquiles de la pierna derecha. Me voy a plantear como objetivo específico realizar una buena tabla de estiramientos cada día.

Unknown
Asics Kayano 20

3) Llevo en mis Asics Kayano más de 800 km y ya no me amortiguan, lo cual puede ser parte de la causa de mi sobrecarga en los gemelos. Así que voy a pasarlas ya a la reserva y voy a empezar con las nuevas Kayano 20 que ya tengo desde hace meses esperando entrar en servicio. En paralelo voy a cambiar un poco la técnica de carrera durante este mes de volumen para apoyar más de media suela y menos de metatarsianos.

4) No estoy trabajando bien el entrenamiento aeróbico porque me cuesta rodar al ritmo debido. Debería estar rodando en el entorno de 6:15 min el km y lo estoy haciendo demasiado rápido, sobre 4:45 min / km No estoy rodando a ritmos extensivos !!!!!! Lo se pero me cuesta mucho porque vengo de un final de temporada de carreras rápidas y me cuesta horrores pero se que es la principal causa de no estar generando mejora ni trasferencia. Así que me voy a forzar a respetar los ritmos extensivos. Mi ritmo extensivo es del entorno de 6:15 min el km para unas pulsaciones de 125 bpm. Ahí debo moverme de momento.

5) No estoy haciendo un trabajo de acondicionamiento físico. Voy a intentar cumplir con el programa a pesar de toda la pereza que me da hacer los ejercicios de

ejercicios de acondicionamiento físico
ejercicios de acondicionamiento físico

acondicionamiento pero soy consciente de que si no preparo mi cuerpo no seré capaz de conseguir la progresión que debería de conseguir.

En definitiva, me toca gestionar 5 acciones de mejora si quiero darle la vuelta a la situación. ¿Quién dijo que hacer una Maratón era fácil?

 

Maratón de Barcelona 2014. Crónica de la carrera

Después de un año el pasado domingo 16 de marzo, volví a enfrentarme al reto de la Maratón de Barcelona por tercera vez. En esta ocasión acompañando a mi buen amigo Oliver Balcells en su debut en la distancia. El día no fue totalmente propicio para una prueba de este calibre por el elevado calor. Ya en los cajones de salida todos comentamos el calor que se notaba a primera hora de la mañana. Creo que esta circunstancia hizo que la prueba adquiriera un plus de dificultad técnica por tener que vigilar especialmente la hidratación durante toda la prueba. La amenaza se materializó y a partir del km 25 fueron más que numerosos los compañeros que tuvieron serios problemas musculares. Realmente creo que fue una maratón especialmente dura por esta razón. Por el lado de la Organización, desde mi

En el Km 14 de la Maratón de Barcelona 2014
En el Km 14 de la Maratón de Barcelona 2014

humilde punto de vista, todo fue perfecto. Los siempre problemáticos avituallamientos funcionaron bien. Solo comentar que se debería aclarar el criterio de las botellas con o sin tapón. Yo personalmente me encontré con avituallamientos donde los voluntarios me la facilitaban sin tapón y en otros con tapón. Agradezco el esfuerzo de quitarle el tapón pero en días como el del domingo prefiero correr unos kilómetros hidratándome constantemente y para ello es mejor correr con la botella cerrada. Un 1o para los voluntarios durante todo el fin de semana. También quiero agradecer al público de Barcelona su apoyo ya que noté mucho más público que el año pasado. Quizás porque en la edición del año pasado estaba lloviznando. Una prueba de la entidad de la Maratón de Barcelona, con toda la proyección internacional que tiene, se merece todo el apoyo de la ciudad. En cuanto al desarrollo de la carrera por la parte que me toca, fue según lo previsto. Había planteado una carrera de

Km22
Km 22 de la Maratón de Barcelona 2014

menos a más donde fui poco a poco aumentando el ritmo hasta que en el km33 mi compañero tuvo dificultades que nos obligaron a frenar el ritmo. Al final decidimos que siguiera yo solo, muy a mi pesar, y tuve que hacer los últimos kilómetros en solitario con la duda de cómo podría llegar Oliver hasta la meta. Este año el paralelo pudo conmigo y se me puso muy cuesta arriba. Al final pude parar el crono en 3 minutos menos que el año pasado a pesar de todas las vicisitudes que ocurrieron desde el km33.  Una Maratón siempre es una Maratón y hay que tenerla respeto. Por ello no entiendo algunas actitudes que se observan en algunos corredores irresponsables que iban haciendo zigzags innecesarios, acelerones absurdos, saltos,… No basta con correr mucho, hay que saber correr. Ser Maratoniano es algo más y se tiene que notar también en los detalles. En 42k no tiene sentido que nadie me de un codazo para adelantarme si luego 5k más adelante está tirado en el suelo con un calambre. Lamentablemente se ven muchos comportamientos absurdos.

Llegada meta Maraton BCN 2014
Llegada meta Maraton BCN 2014. Con camiseta blanca

Al final como siempre, la satisfacción de llegar después de todo el sufrimiento de la carrera y tantos y tantos kilómetros de entrenamientos. Qué tiene esta prueba que nos cautiva de esa manera. Quizás sea esa sensación de no poderla dominar del todo. No se si al año que viene la volveré a hacer porque quiero programar la Maratón de París para la temporada que viene y me coincide casi en fechas con Barcelona. Ya veremos !

Foto medalla